– Uso de tecnologías de alta eficiencia energética.

– Instalación de dispositivos electrónicos de control del consumo energético.

– Diseño del edificio para que consuma la menor energía posible durante su utilización (correcta ventilación e iluminación natural, facilidad de acceso, reducción de recorridos, fácil intercomunicación entre personas,…)

Beneficios para la comunidad de vecinos

eficiencia